Oscuro panorama para las economías emergentes

mercados emergentes

Un oscuro panorama se vislumbra a futuro para los mercados emergentes, como resultado de los cambios en la política monetaria de los Estados Unidos, este panorama genera inseguridad a los inversionistas a nivel mundial.

Para nadie del mundo económico es un secreto que las divisas de las economías emergentes sufrirán un debilitamiento en el momento que el Sistema de Reserva Federal (FED) aumente las tasas de interés.

En los últimos años la mayoría de los países con mercados emergentes, han intentado reducir el nivel de exposición al que están sometidos frente a las tasas de interés de Estados Unidos, intentando lograr esto han buscado emitir la deuda pública en moneda local, sin embargo aún con estas medidas las divisas siguen estando expuestas ante imprevistos cambios en las tasas de interés de la FED, y como se sabe está anunciado para este año un nuevo cambio, por lo cual se genera incertidumbre en el tema. Los cambios en las tasas de interés de la FED repercuten directamente en el sistema financiero mundial, para ser más explícito dicho aumento disminuye la disposición de los inversionistas a invertir en otras divisas, lo cual afecta directamente las tasas de cambio en los mercados emergentes.

Por citar un ejemplo se pronostica una fuerte recesión para la economía de Brasil, y la turbulencia puede ser para la gran mayoría de mercados en América Latina; Colombia no es la excepción, estamos viendo como el dólar ha ganado terreno frente a nuestro peso, lo que se pronostica a futuro es que la tendencia seguirá con un dólar por encima de los $2.500 pesos e incluso más, por lo cual obviamente no es un buen momento para adquirir deudas en dólares, e incluso ningún tipo de deuda ya que la economía local puede caer en un desaceleramiento profundo.

A pesar de los intentos para reducir la dependencia de deudas en dólares, los mercados emergentes no poseen una aislación completa de la política monetaria de los Estados Unidos, por lo cual los encargados de las políticas económicas de los países en desarrollo deben prepararse para enfrentar los sucesos de volatilidad actuales y aún más los que se avecinan, fortaleciendo la economía local.

Anuncios

Sobre nosotros

Dirección